Organizada por el bufete de abogados BROSETA se celebró el día 1 de marzo pasado en Valencia una media jornada de formación sobre el tema EL ESQUEMA NACIONAL DE SEGURIDAD (“ENS”) Y SU APLICACIÓN EN EL ÁMBITO DE LA CONTRATACIÓN PÚBLICA.

Los tres ponentes -dos juristas y un técnico- formaron una mesa redonda donde se fueron tratando los aspectos técnicos y jurídicos de la inminente aplicación al ámbito de la contratación administrativa de la obligación de adaptación y de certificación del cumplimiento del ENS. Y es que, en efecto el ENS quiere ser una herramienta para “en un mundo hiperconectado como el actual, implementar la seguridad en el ciberespacio (lo que) se ha convertido en una prioridad estratégica” (Exp. De motivos del Real Decreto 311/2022, de 3 de mayo, por el que se regula el Esquema Nacional de Seguridad).

El ENS introduce un planteamiento novedoso tanto para las Administraciones Públicas que deberán incorporar el requisito a sus pliegos y documentación contractual como, sobre todo, a las exigencias que deberán cumplir los contratistas.

El ENS establece un planteamiento de seguridad común para la protección de la información del Sector Público, regulando los principios básicos y requisitos mínimos que deberán ser cumplidos para la consecución de dicho objetivo. Y, teniendo en cuenta lo anterior, se trata de un instrumento exigible para contratar con la Administración Pública, o para que los contratistas sigan manteniendo relaciones con la misma en distintas situaciones.

En la sesión formativa se abordó este proceso, los requisitos y la forma de su exigencia. Al final hubo un interesante coloquio en el que se pudo de manifiesto la necesidad de agilizar los trámites para obtener el certificado ENS pues sobre todo para los contratistas puede ser un motivo de acceder al contrato en concurrencia o de quedar excluido de él si los pliegos lo establecieran como un requisito de admisión.